10 consejos para enseñar a los niños a limpiar su habitación

enseñar a los niños a limpiar su habitación

¿Cuántas veces le has dicho a tu hijo que limpie su habitación? Para ayudar a resolver los problemas relacionados con el tema, este artículo ofrecerá algunos consejos que pueden ser fundamentales para ayudar a los niños a tener una mejor organización.

Muchas veces, cuando le pides a tu hijo que limpie la habitación, descubres que no ha hecho casi nada. Para resolver este problema que afecta a muchas madres, es necesario enseñar a los niños a limpiar la habitación teniendo en cuenta algunos consejos.

Las habitaciones de los niños suelen ser pequeñas, a menudo se comparten y, en general, no disponen de un espacio de almacenamiento integrado. Sin embargo, estas habitaciones sirven para guardar ropa de las otras estaciones e incluso juguetes que quedan.

Además, los niños no pueden organizarse cuando el armario está abarrotado, los cajones están llenos y los juguetes cubren toda la superficie de la alfombra. La solución es organizar, almacenar y simplificar.

10 consejos para enseñar a los niños a limpiar su habitación

Los niños y las habitaciones desordenadas no son nada nuevo. Así que aquí hay algunos consejos para ayudar a los niños pequeños a limpiar su habitación.:

1. Tenga un lugar para cada cosa

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar es un dicho que parece correcto para las habitaciones de los niños pequeños.

Con un lugar para cada cosa, estarán más dispuestas a poner los objetos de vuelta en su lugar. Además, disfrutarán más la próxima vez, cuando tengan que encontrar alguno de sus preciosos juguetes.

2. Provea mucho espacio de almacenamiento

Para ofrecer más espacio de almacenamiento, recomendamos la instalación de armarios empotrados, cajones, Unidades de almacenamiento, ganchos o cestas. Todo esto debe estar en un momento y una posición que sean de fácil acceso para los niños.

Además, puedes etiquetar los estantes y las cajas para ayudar al niño a saber dónde guardar algunos objetos. Si el niño aún no sabe leer, puede usar fotos y símbolos.

3. Establezca una rutina

Establecer una política de limpieza rutinaria puede funcionar para sus hijos y para toda la familia, haciendo pequeños cambios. Así, las ideas pueden incluir limpiar la cama cada mañana, colgar las mochilas al volver de la escuela o recoger los juguetes antes de recoger a otros.

4. Use los estantes

Los estantes no sólo son excelentes para colocar los libros, sino también para mostrar algunos de sus juguetes y también las obras de arte que el niño ha hecho.

5. Preste asistencia cuando sea necesario

Dependiendo de la edad del niño, deberías ayudarla a limpiar. Para los niños pequeños, puedes aprovechar para interpretar juegos o historias que animen a la limpieza.

Al mismo tiempo, también se pueden enseñar valores, como la independencia y la responsabilidad por sus cosas.

6. No use sobornos ni recompensas

Para ayudar a promover la independencia del niño y dirigir la organización en su habitación, no debe recurrir a sobornos ni recompensas. Sin duda, todo funciona mejor si es guiada y fomentada durante el proceso. Con un lugar para cada cosa, estarán más dispuestas a poner los objetos de vuelta en su lugar.

7. Muéstrale al niño dónde guardar la ropa

Empieza con una pila de ropa y pon tu ropa en su lugar. Si los niños no saben cómo colgar la ropa, es un buen momento para enseñarles. Cuando termine una pila, puede pasar a la siguiente hasta que la habitación esté despejada.

8. Use recipientes

Las cajas de juguetes y los estantes abiertos no son un lugar para guardar las pertenencias de los niños. Para organizar los juguetes, la mejor solución es almacenarlos en recipientes.

Desde luego, puedes usar recipientes de plástico para juguetes más pequeños, y recipientes más grandes, con tapa, para los bloques, camiones y carritos o para los animales de peluche.

La ventaja de los recipientes es que ayudan a los padres a controlar la cantidad de juguetes en uso al mismo tiempo, ya que cuando los niños quieren jugar con otro juguete, se ven obligados a colocar el juguete anterior en el recipiente adecuado.

9. Organice desde abajo hacia arriba

Como conviene a la altura de un niño, te recomendamos que comiences a organizar desde la parte inferior de la habitación e ir avanzando hacia la parte superior.

Del mismo modo, la mayoría de los juguetes y pertenencias que se utilizan deben colocarse en los estantes inferiores, en los cajones inferiores o en el suelo. Por otra parte, los niveles más altos están destinados a los objetos usados con menos frecuencia.

10. Involucrarse en el proceso

La última pista que vamos a darte para enseñar a los niños a limpiar la habitación es que te involucres en el proceso. Pues, de hecho, en asociación con su hijo, tiene más posibilidades de planear un plan de organización que tenga sentido para el niño.

Sin duda, si participan en el proceso, podrán comprender mejor la lógica de la organización y mantener la habitación en buenas condiciones.

Por último, pruebe esas estrategias simples para enseñar a los niños a limpiar la habitación; poco a poco se irán acostumbrando a ellas. Así, te permitirán evitar el desorden y poner un poco de orden en las habitaciones de los niños. También recuerda que la organización adecuada es algo que los niños se llevarán el resto de sus vidas; una habilidad que les resultará útil, incluso, en el momento menos pesado.

Recomendado para usted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies