La mejor dieta durante el embarazo y la lactancia

La mejor dieta durante el embarazo y la lactancia

Durante el embarazo, los cambios hormonales causan depresión en el sistema inmunológico de la mujer, lo que hace mas difícil luchar contra infecciones.

El periodo de gestación es excitante, pero también es crítico en un periodo, ya que el comportamiento y la salud de la madre tiene directos efectos en la salud y desarrollo del nuevo ser. Las madres primerizas esperan recibir mucha información, sobre todo el lo que refiere a su nutrición.

Entre los temas de nutrición que mas le conciernen son aquellos relacionados con la alimentación segura y necesaria durante la gestación. Las mujeres embarazadas están en constantes riesgos de infecciones debido al cambio de hormonas que ocurre que son además necesarios para el desarrollo del feto, debilitando así su sistema inmunológico. Ciertos organismos patógenos pueden sobrepasar la placenta y arriesgar la vida del feto infectándolo de manera irreversible.

Es por eso que mantener una buena higiene es la mejor manera y la primera medida efectiva para comenzar una alimentación saludable.

Practica tu higiene personal

Lava tus manos siempre después de ir al baño y antes de manipular tus alimentos, Antes y después de cambiar los pañales de tu bebe y después de tocar algún animal.
Comida segura.

Utiliza un termómetro para asegurarte que las carnes, el pollo, huevos están en su punto exacto de cocción, esto debido a que las carnes mal cocidas incluyen bacterias que podrían afectar tu salud. Ten cuidado especialmente cuando comas asados.
Cose muy bien los embutidos antes de comerlos, sigue las instrucciones de 5 minutos a lo menos de cocción.

Lava muy bien las frutas y verduras y mantén tus alimentos conservados a temperaturas aceptables.

Evita comer alimentos que provienen de fuentes inseguras ya que pueden estar contaminados.

A continuación detallamos algunos de los nutrientes más comunes que necesitas y sus valores correspondientes:

Proteínas
Necesario Para Crecimiento de las células y producción de sangre. Carnes magras, pescado, pollo, claras de huevo, habas, mantequilla de maní, tofu (soja)

Carbohidratos
Producción diaria de energía. Pan, cereales, arroz, patatas, pasta, frutas, vegetales

Calcio
Huesos y dientes fuertes, contracción de los músculos, funcionamiento de los nervios Leche, queso, yogurt, sardinas o salmón con espinas, espinacas

Hierro
Producción de glóbulos rojos
(necesarios para prevenir la anemia) Carne roja magra, espinacas, panes y cereales enriquecidos con hierro

Vitamina A
Piel saludable, Buena visión, huesos fuertes Zanahorias, vegetales de hojas verdes, patatas dulces (batatas)

Vitamina C
Encías, dientes y huesos sanos; ayuda a absorber el hierro Frutos cítricos, brécol, tomates, jugos de fruta enriquecidos

Vitamina B6
Desarrollo de glóbulos rojos, utilización efectiva de las proteínas, grasas y carbohidratosCerdo, jamón, cereales integrales, bananas.

Vitamina B12
Desarrollo de glóbulos rojos, mantenimiento de la salud del sistema nervioso Carne, pollo, pescado, leche (Nota: los vegetarianos que no consumen productos lácteos necesitan un suplemento adicional de vitamina B12)

Vitamina D

Huesos y dientes sanos; ayuda a la absorción del calcio Leche enriquecida, productos lácteos, cereales y panes.

Ácido Fólico
Producción de sangre y de proteínas, efectiva función enzimática Vegetales de hoja verde, frutas y vegetales de color Amarillo oscuro, habas, guisantes, frutos secos

Grasa
Almacenamiento de energía corporal Carne, productos lácteos como la leche entera, frutos secos, mantequilla de maní, margarina, aceite vegetal (Nota: limita el consumo de grasa a 30% o menos de tu ingesta diaria de calorías)

 

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies