Los primeros dientes de mi hijo

primeros dientes

Los primeros dientes comienzan a salir entre los seis y nueve meses. Aunque algunos bebés pueden nacer con dientes que son los llamados neonatales, cuya única complicación se relaciona con la lactancia, ya que hieren el pezón de la madre. En ese caso, se sacan.

Generalmente, cuando recién salen los dientes de leche se ven chuecos o como serrucho, pero no hay por qué preocuparse ya que no es una patología. A medida que el niño va creciendo se pueden presentar anomalías dentomaxilares que necesitan tratarse, incluso en los dientes de leche.

El proceso de dentición

La dentición (la salida de los primeros dientes del bebé) puede ser una temporada frustrante para muchos bebés – y para sus padres. Una forma de ayuda es saber lo que puede esperarse cuando a su hijo(a) le empiezan a salir los primeros dientes, y lo que usted puede hacer para que este proceso sea menos doloroso para usted y su hijo(a).

Consejos de ayuda para cuando ocurre la dentición

Limpie regularmente la cara de su bebé con un pañito suave para remover el exceso de babas y evitar el desarrollo de sarpullido.

Coloque un tejido liso debajo de la cabeza del bebé mientras duerme para absorber las babas. De esta forma, usted sólo tendrá que cambiar este paño cuando esté humero en lugar de todo el juego de sabanas de la cuna.

Dé a su bebé algo que pueda morder. Asegúrese de que sea lo suficientemente grande para que no se ahogue al querer tragarlo y si es grande, que no pueda romperse en pequeñas piezas. Un paño húmedo que haya estado en el refrigerador durante 30 minutos es una ayuda práctica para el nacimiento de los dientes del bebé – simplemente asegúrese de que siempre lo lava después de que el bebé lo utiliza. Los aros de goma que se utilizan para ayudar a los niños con la dentición también son buenos, pero evite los que tengan líquido en el interior porque puede que se rompan. Si su bebé utiliza uno de estos aros, asegúrese de que lo saca del refrigerador antes de que se endurezca demasiado -¡usted no quiere perjudicar a las encías de su bebé que ya están suficientemente hinchadas!

Frote las encías de su bebé con un dedo limpio.

Nunca ate un aro para ayudar a la salida de los dientes alrededor del cuello de su bebé, ya que puede quedar atrapado en algún objeto y ahogar a su bebé.

Si su bebé parece irritable siempre consulte primero con su pediatra. Nunca coloque la aspirina contra los dientes de su bebé, y no frote whiskey en las encías de su bebé.

 

Recomendado para usted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies