¿Puedo convertirme en donante de óvulos? Te respondemos a esta pregunta

donante de óvulos

No todas las parejas que desean tener un hijo pueden hacerlo por sí mismas. Esto incluye, por ejemplo, a las mujeres que no pueden utilizar sus propios óvulos o a las parejas en las que ambos miembros son de género masculino. Para estas personas que no pueden concebir de forma natural, la donación de óvulos se convierte en una técnica de incalculable valor.

Aunque la donación de óvulos se creó principalmente para dar una posibilidad de convertirse en padres a aquellos que no pueden concebir, las mujeres que donan óvulos suelen coincidir en que el proceso también ha tenido un efecto positivo en ellas. Si estás leyendo esto, es probable que estés interesada en saber más sobre los requisitos para ser donante de óvulos y lo que implica esta práctica. Antes de comenzar a buscar dónde donar óvulos en Valencia, lee detenidamente esta información.

Detalles a considerar a la hora de decidir donar óvulos

Como donante potencial, puede que te preocupe entrar en un proceso tan íntimo con alguien que aún no conoces. Es importante saber que las donantes reciben información sobre su familia a través de las detalladas pruebas genéticas y médicas, algunas de las cuales pueden no conocer de antemano. Las donantes potenciales también deben ser conscientes de que existen requisitos específicos para ser donante de óvulos: el proceso no es adecuado para todo el mundo, y no todas las mujeres pueden convertirse en donantes de óvulos.

Antes de comenzar el proceso, hay varios requisitos para ser donante de óvulos que deben tenerse en cuenta.

Edad

Una de las preguntas más frecuentes es: «¿qué edad hay que tener para donar óvulos?». La mejor respuesta es que depende. La mayoría de las clínicas de donación tienen directrices que limitan la edad a la que una mujer puede convertirse en donante de óvulos. Esto difiere de un centro a otro, pero oscila entre los 18 o 21 años y los 29 o principios de los 30.

Salud

En general, uno de los requisitos más importantes para ser donante de óvulos es que la mujer debe gozar de buena salud antes de comenzar el proceso.  Si padece ciertas enfermedades, es posible que se le pida que visite a su médico para obtener una autorización médica antes de iniciar el proceso de donación.

Peso

La mujer debe tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 30, lo que indica que su peso y su altura son proporcionales. El sobrepeso puede afectar a la eficacia de los medicamentos para la fertilidad, por lo que este es un aspecto importante a la hora de convertirse en donante de óvulos.

Estilo de vida y educación

La mujer no debe consumir drogas recreativas ni fumar cigarrillos y debe estar dispuesta a someterse a un análisis de orina en caso de que se le solicite. También es muy recomendable evitar el consumo de alcohol mientras dure el procedimiento.

En cuanto al nivel de educación, no es necesario tener estudios universitarios; sin embargo, una buena formación puede facilitar que se le asigne una familia receptora.

El proceso de donación de óvulos

Además de estos requisitos básicos para ser donante de óvulos, una donante potencial debe tener una actitud abierta y cierta flexibilidad. El proceso de donación de óvulos no es tan sencillo como la donación de esperma o de sangre. Es imprescindible conocer cuál es este proceso y a lo que se expondrá.

Antes de participar en un ciclo de donación de óvulos, la donante debe estar en condiciones de superar las pruebas médicas y psicológicas previas al ciclo. Esto puede incluir pruebas de enfermedades de transmisión sexual o infecciosas. Las donantes también se someten a pruebas para ver si son portadoras de los genes de algunos trastornos genéticos comunes.

Las donantes de óvulos tendrán que administrarse inyecciones diarias durante 2 o 3 semanas. Estos medicamentos deben administrarse en un horario específico para garantizar una buena respuesta a las hormonas.

Una vez que la donante de óvulos empieza a tomar la medicación, debe estar dispuesta a someterse a múltiples extracciones de sangre y a ecografías transvaginales (internas). Estas pruebas son muy importantes y la donante debe estar disponible cuando sea necesario, lo que a veces puede ser todos los días.

Una vez que el médico determine que está preparada, se programará la extracción de óvulos. Se trata de una intervención quirúrgica menor que suele realizarse en la propia consulta. Se tarda unos 30 minutos desde el principio hasta el final y no quedan cicatrices después de la intervención.

La recuperación suele ser bastante rápida y la mayoría de las mujeres vuelven a su actividad habitual en su siguiente periodo menstrual (unas 2 semanas después de la extracción de óvulos).

Recomendado para usted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies