Estoy embarazada y tengo hipertensión arterial

tensión arterial en las embarazadas

La hipertensión en el embarazo es un síndrome muy frecuente que afecta alrededor del 30 % de las mujeres gestadoras en el mundo. Suele ser causa de muerte materno-fetal si no es bien tratada. Este síndrome hipertensivo se caracteriza tal como lo dice su nombre, por una alta en la tensión arterial asociada la mayoría de las veces con un exceso de proteínas en la orina (proteinuria).

Este síndrome se clasifica mayormente en dos etapas que serian la complicación de la hipertensión si esta no es tratada a tiempo.

Preeclampsia:

Aparece alrededor de la semana 20 del embarazo con aumentos de 30 miligramos de mercurio en la presión sistólica y 15 miligramos de mercurio en la diastólica, edema en las extremidades inferiores a causa de la retención de líquidos y al examen de orina se refleja un aumento en la cantidad de proteínas de 100 mg/dl.

Eclampsia:

Periodo critico donde se presentan los mismos signos y síntomas que el la preeclampsia pero acompañado de convulsiones y fiebre. Este sigo puede aparecer entre la semana 20 de gestación hasta las 72 horas de puerperio (después del parto).

Si eres una mujer con hipertensión crónica pero controlada no deberías sufrir mas o menos riesgo de contraer este síndrome, pero si es importante que te controles con tu medico regularmente para ajustar las dosis de medicamentos y cambiarlos si es necesario para no dañar e interferir en el desarrollo del bebe, tambien para prevenir complicaciones. El resto de los cuidados son los mismos que una mujer normotensa.

Las mujeres con mayor riesgo de tener Hipertensión durante el embarazo son:

• Primigestas (primer hijo) independientemente de su edad.
• Embarazo gemelar.
• Adolescentes y mujeres mayores de 35 años.
• Antecedentes personales o familiares de eclampsia o preeclampsia.
• Enfermedades asociadas: lupus, diabetes y obesidad

Recomendaciones generales para las mujeres que adquieren el síndrome de hipertensión del embarazo

1. Reposo: A diferencia de las recomendaciones de incrementar el ejercicio en los hipertensos en general, a la embarazada hipertensa se la propone mantener una actividad moderada y aumentar sus tiempos de reposo, incluso con periodos de siesta acostada sobre el lado izquierdo, porque tanto boca arriba como sobre el lado derecho, el útero grande comprime la vean cava y dificulta la buena circulación de la sangre. El reposo, mejora los edemas y ayuda a una correcta distribución del líquido corporal.

2. Dieta: rica en frutas y verduras, variada, sin embargo no se incluye la reducción calórica salvo en casos muy concretos y bajo estricta supervisión del médico y el dietista.

3. La sal: sólo se restringe el uso de la sal en aquellas gestantes hipertensas conocidas que ya respondieron a la reducción de sal en la dieta previamente, o en casos de insuficiencia renal o cardiaca. De lo contrario no se restringe la sal (dentro de un uso moderado de la misma).

Recomendado para usted

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies